El talento no produce nada.

Si aún no te convence el título de este post déjame explicarte 3 principios sobre la productividad del talento humano.

Luego de transitar 8 años de mi vida en diferentes universidades estudiante sobre el comportamiento humano y sus implicancias en la vida personal y organizacional, trabajando más de 15 años en zonas de dirección en diversas corporaciones, he descubierto 3 principios sobre el talento humano.


1. El talento requiere de un carácter para ser productivo o improductivo.

Lo que haces con el talento requiere de voluntad, visión y actitud. Estos 3 condimentos hacen de un carácter algo sorprendente o algo insignificante. He conocido personas que han descubierto sus talentos de muy temprana edad y han trabajado con visión teniendo una actitud de esfuerzo y disciplina y hoy son personas exitosas en lo que hacen. También he visto personas con grandes talentos que los han dejado archivado en su primer cajón escapando de aquellos sueños que algún momento tuvieron.

Si conoces tu talento y lo acompañas de un actitud pasiva, sin dedicación ni visión de seguro que ese talento no producirá nada.

Pero si tu eres una persona que sabe en qué eres talentoso, te dejo pido que reflexiones conmigo:

  • ¿existe una visualización de lo que haré con el talento en el futuro?

  • ¿le estoy dedicando un tiempo al día o a la semana para hacerlo crecer?

  • ¿mi actitud favorece a un crecimiento exponencial o circunstancial?


2. El talento necesita un espacio de aprendizaje.

Como todo en la vida existen procesos donde adquirimos conocimiento, reflexionamos sobre los comportamientos, nos relacionamos entre el pasado, presente y futuro y ademas de ellos vamos construyendo nuestros propios pensamientos e ideas.


¿No te ha pasado alguna vez ver a una persona exitosa hacer algo que tu crees que sabes hacer y que aún lo podrías hacer mejor?

De esto hablo con aprender.


En el aprendizaje hay 2 retos sumamente importantes:

1. Tener una convicción de futuro

2. Aprender con los obstáculos

Cuando tienes una convicción de donde te ves, caminas con un poder sobrenatural dentro tuyo que excede a lo circunstancial.

Cuando aprendes de cada obstáculo te animas a disfrutar del camino, observando cada paso y siendo humilde ante la crítica y ante el aplauso.




Grande líderes aún hoy no logran escapar del escalón del YO.

Allí dejaron de aprender.





3. El talento busca conectar nuevas ideas con nuevos escenarios.

Ya no se trata de quien sabe más. Ni tampoco de quien está al lado de quien.

La vertiginosidad de las redes sociales puedes hablarle a quien quieras con un mensaje y llamar su atención.

No se trata tampoco de ver quienes llegaron primero, porque sino tienen la capacidad de sostenerse o de reinventarse las nuevas generaciones lo harán.

La persona que tiene un talento y que desea hacerlo crecer, busca oportunidades, invierte tiempo en profundizar en el conocimiento de ese talento y busca relacionarse con personas que ya estén contextos más favorables que éste.

El manejo de las relaciones es muy importante en la etapa de crear nuevos escenarios ya que de una conversación podemos estar en la puerta correcta o equivocada.

Hoy si no te reinventas te revientas.


  1. AGARRA UN PAPEL Y UN LAPIZ

  2. VISUALIZA

  3. CONECTA IDEAS, PERSONAS, LUGARES, ORGANIZACIONES

  4. CREA NUEVAS ESTRATEGIAS

  5. BUSCA EN YOUTUBE COMO HACER LO QUE NO SABES

  6. RECONÓCETE LO QUE HAS LOGRADO Y DECÍDETE A JUGAR TU PROPIO JUEGO.


Conclusión:

NO TE RINDAS, NO TE RINDAS Y NO TE RINDAS.
TU TALENTO VALE MUCHO EN EL FUTURO.

Javier Yunes

Director Creativo CCU


#Talento #Talentohumano #CapitalHumano #JavierYunes

43 vistas

Christian Coaching University

Miami  

info@ccu.world

786 6939959